7 votos
8 clics

Plagiar sin querer es posible cuando tu cerebro es amigo de lo ajeno

Pero no todos los que plagian lo hacen con mala intención. En ocasiones es nuestro cerebro el que copia por nosotros y nos hace creer que somos los autores de lo que estamos escribiendo. Y en realidad estamos recordando ideas que leímos en algún momento de nuestro pasado y que quedaron enterradas entre nuestras neuronas para salir tiempo después a la superficie
negativos: 0   usuarios: 6   anónimos: 1  
compartir:  twitter  facebook  
  1. #1   Claro, sin querer... :troll:  media
    20  votos: 0   link
    el 27-01-2014 21:06 CET por Ferran Ferran
comentarios cerrados

menéame